Cómo aprendí a amar mi cuerpo durante el embarazo

0

Y por qué tardé hasta mi tercer embarazo.

Como madres, muchas de nosotras podemos estar de acuerdo que tener el privilegio de cargar y dar luz a un bebé es algo que no tiene explicacion. Es hermoso.  Pero, para unas mujeres, como yo, me odiaba estar embarazada. 

Claro, me encantaba sentir a mis hijos dar patadas como fútboleros y esperaría a oír los corazonsitos. Pero no me gustaba lo demás. No me gustaba las hormonas que me hacían enojar a cada rato, las náuseas, el sueño,  y por último, que gorda me sentía

Por supuesto que vas a subir de peso, estás embarazada!

Es lo que están pensando. Pero escúchenme. En mi primer embarazo, tenía 20 años y no sabía nada de lo que me esperaba. Subí 30 libras, pero tampoco tuve ningunas otras síntomas. Adicionalmente, perdí ese peso 2 semanas posparto. Qué maravilla, verdad? Ahora, mi segundo embarazo es el que determinó que de traer un bebé al mundo, prefiero por mil, dar luz que estar embarazada por 9 meses. Loca, verdad? 

Es por eso que juré no tener más niños. Mi cuerpo tenía las pruebas que fue estirado, cortado, y amado porque creo ha mis hijos. Pero todavía, no quería repasar otro embarazo.  

Y aquí estoy. Embarazada por tercera vez, y esta vez AMO estar embarazada! Cómo cambian las cosas, verdad? En eso también cambió mi perspectiva del embarazo. Aprendí que, el embarazo es duro, y aún muy differente que los embarazos previos, de tus amigas, de tu mamá, pero el resultado es igual que a las demás madres, llegas a traer un bebito al mundo!

Ahora, cómo llegué a amar mi cuerpo durante el embarazo? Aquí están unas cositas que me ayudaron a mi. Y si usted también está luchando con aceptar su cuerpo durante embarazo, ojalá que esto la puede ayudar! 

  1. Reconocer que vas a subir el peso necesario para tu bebé.
  2. Escuchar a tu cuerpo. En cómo te sientes te está diciendo tu cuerpo (y tu bebe) lo que necesitan. 
  3. Disfrutar de tus antojos en moderación. Es imporatante no ver los antojitos como un enemigo pero como una necesidad para tu felizidad. 
  4. Aproverchar de tu pansita! No importa si tienes 10 semanas o 30! Una pansita de embarazo en cada etapa es bonito! 
  5. Muévanse! Moviendo el cuerpo (cada una a su gusto) le ayudará a sentirse mucho mejor si tiene dolores y también puede hacer a las mamás sentirse mucho mejor de nuestros nuevos cuerpos! 
  6. Incluyendo al esposo/novio/amigos en los cambios que están pasando con nuestros cuerpos. Esto es lo que me ayudó tremendamente esta vez. En explicarle a mi esposo cómo me sentía, que es lo que estaba pasando con mi cuerpo y en mi mente, con confianza total de cada detalle, nos hizo mas cercanos. Ahora él sabe exactamente lo que está pasando y no más piensa que me estoy volviendo loca y enojona por gusto. 

Por último, al igual me tengo que recordar cada día que tener esta experiencia de estar embarazada es una gran bendición. Échenle ganas mamás, que tristemente estas experiencias no durarán! 

Aquí tambien está un link para trucos en cómo manejar las náuseas matutinas.

Hasta la próxima, mamacitas!